DOLOR E INFLAMACIÓN DE GARGANTA 

El dolor y la inflamación de la garganta pueden aparecer a veces sin saber bien el motivo. En muchas ocasiones se trata de un dolor repentino, pero en otras, empezamos a notar cómo poco a poco, los síntomas van empeorando y acabamos sufriendo sin saber por qué.

El dolor y la inflamación de la garganta pueden ser de origen no infeccioso o de origen infeccioso. Cuando hablamos de origen no infeccioso hacemos referencia a diferentes motivos como pueden ser alergias, cambios de temperatura, el frío, un sobre esfuerzo en el uso de nuestra voz, o el tabaco.

Sin embargo, cuando hablamos de dolor e inflamación de la garganta por motivos infecciosos, nos referimos a virus y bacterias.

Sea por el motivo que sea y si empiezas a sufrir dolor de garganta, actuar cuanto antes es lo mejor, ya que lo que al principio puede ser una simple molestia puede derivar en una infección de garganta más difícil de tratar.

Aunque no exista una forma efectiva 100% para evitar un dolor de garganta, recuerda seguir algunos consejos para intentar evitarlo como mantener el sistema inmunológico en forma, llevar una dieta equilibrada en verduras y frutas o no forzar la voz.

Si a pesar de ello, en algún momento sientes que tienes inflamación de garganta, puedes contar con diferentes gamas de productos indicados especialmente para el dolor e inflamación de garganta. Los encontrarás tanto en pastillas como en spray y te proporcionarán beneficios rápidamente además sentirás entre 3 y 6 horas de alivio asegurado.

Recomendaciones para aliviar tu dolor de garganta con ayuda:

Tambien es importante saber que con los cambios de temperatura nos bajan las defensas y con ello las posibilidades de caer enfermos por ello vamos a hablar un poquito sobre ello.

Siempre es bueno saber qué vitaminas necesitamos para mantener las defensas y sentirnos mejor, sobre todo en esta época del año.

       ¿Qué nos aumenta las defensas?

1. Vitamina C, la conoces ¡de toda la vida!

Seguro que la vitamina C la conoces desde siempre y, seguro también, que si preguntamos a tus hijos, sobrinos o a los hijos de tus amigas es la primera que mencionan. Además, poco tarda todo el mundo a asociarla a una fruta redonda y muy colorida… ¡Sí, la naranja!

La vitamina C ayuda al funcionamiento de nuestro sistema inmunológico para estar mejor preparado para todas las vulnerabilidades propias de los meses de frío. Para mantener nuestras defensas, podemos consumir esta vitamina fácilmente a diario y de forma variada y agradable, no sólo con naranjas, sino con otras frutas y verduras: tomates, patatas, brócoli…

2. Vitamina B3, se disuelven en el agua pero… No se acumula en el cuerpo!

La vitamina B3 es la principal encargada de mantener nuestras mucosas en condiciones normales, algo muy de agradecer sobre todo en invierno, que tenemos tendencia a padecer molestias relacionadas con la zona.

Encontraremos la vitamina B3 en el pollo, carnes rojas, pescado, atún o huevos, por ejemplo. También en alimentos de origen no animal, como las legumbres o las nueces, el brócoli, los tomates, los espárragos y los plátanos.

3. Vitamina D, ayuda a tus huesos.

La vitamina D es liposoluble, se almacena en el tejido graso de nuestro cuerpo y ayuda a absorber el calcio que, junto al fósforo, permite a nuestro cuerpo mantener los huesos fuertes. Precisamente porque no hay mayor defensa que tener unos huesos fuertes, necesitamos la vitamina D en nuestra vida.

La vitamina D se produce en nuestro organismo gracias a algo que disfrutamos mucho en verano, sobre todo en el Mediterráneo: el sol; de hecho, a menudo se la conoce con el sobrenombre de vitamina de la luz del sol. Es complicado encontrar vitamina D en alimentos que la traigan de origen. Entre los que cuentan con esta vitamina encontramos el atún o el salmón y, en muy pequeñas dosis, el queso y las yemas de huevo.

 Soluciones alternativas de origen natural

Porque sabemos que el día a día no es siempre tal y como lo planeamos, y que por mucho que te preocupes por ti y por los tuyos no siempre puedes llegar a todo, en Juanola disponemos de distintos productos con ingredientes  de origen natural pensados para que aumentes tus defensas complementando tu dieta.

 Te planteamos posibilidades para aumentar tus defensas:

Lo que importa es que te asesoren bien, no tomar cualquier cosa sin consultar, siempre acude a tu médico o farmacéutico, en Farmacia Bernat estamos a vuestro servicio.

A nosotros nos encontraréis en Farmacia Bernat, Avd. Alemania 15 (Palma)

Recuerda seguirnos en:

Muchos bellibesos saludables, 

Esther!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *